.destacado { margin-left: 2em; }

miércoles, 5 de julio de 2017

Charla Auxiliares de Conversación en Estados Unidos

   Ayer día 4 de julio (HAPPY FOURTH!) tuve la maravillosa suerte de asistir a la charla de los nuevos auxiliares de conversación para el curso 2017/2018 en el Ministerio de Educación de aquí de Madrid. Y fue una experiencia increíble. Dejo el legado en buenas manos.
   Aquí os dejo la presentación que hice, por si os sirve de ayuda a futuros auxiliares.



   También os dejo mi foto favorita (muahaha):


sábado, 10 de septiembre de 2016

Las APP que todo auxiliar necesita para sobrevivir


    • Para el día a día del auxiliar
        La vida del auxiliar es una vida muy dura. Madrugar, poner buena cara, aguantar a pequeños monstruitos, comprometerse a mandar recibís que misteriosamente se pierden en el camino a Pennsylvania Ave. en Washington...
      Cam ScannerAplicaciones útiles donde las haya para la vida del pobre auxiliar. Bajo amenaza de no volver a ver un duro, los auxiliares deben enviar al día siguiente de haber recibido el dinero el famoso recibí. Y a falta de un escáner de verdad, viene muy bien tener a mano esta aplicación.



       Conversor de unidades - Para saber de cuántos litros es la garrafa de dos galones de Apple Cider que acabas de beberte de un trago, cuántas libras de pollo tienes que comprar para hacer una paella aguada o cuántos euros equivalen ese billete de avión a Houston, Texas que acabas de comprarte (aunque hay algunas cosas que estás mejor sin saberlas).

      viernes, 15 de julio de 2016

      Capítulo 38: Cuando vino Peca y cogimos carretera y manta de Marshmallow. Parte III

      Chupito pa mí, chupito pal fuego, un cuatro de julio en un rooftop de Brooklyn y otro musical de Broadway

         Despertamos en nuestra tienda, tempranito por la luz del sol, y nos pusimos lo más cómodos posibles porque tocaba día de caminata por el Lechtworth State park, un parque estatal natural donde hay tres cataratas preciosas a lo largo del río Genesee.


         Y disfrutamos e vistas tan impresionantes como estas. Que podríais pensar que vaya timo después de las cataratas del Niágara, pero fue casi tan maravilloso como las otras. Estas, al menos, no estaban rodeadas de mil turistas, edificios gigantescos y atrapaguiris careros. Fue justo lo que necesitábamos después de tanto ruido, tanto coche y tanta ciudad.

      lunes, 11 de julio de 2016

      Capítulo 37: Cuando vino Peca y cogimos carretera y manta de Marshmallow. Parte II

      Un Sleepy Hollow falso, un baño de San Juan en Montreal con bichos raros, un par de ballenas varadas en Ottawa, qué se ve desde el edificio más alto de Toronto y ¿no parece que estamos en las Cataratas del Niágara?

         ¿Un título más largo? Es que este viaje dio para mucho y no había forma humana de resumirlo más. Pero intentaré que sea breve, entretenido y que refleje al menos una mínima parte de lo súper increíble que fue todo esto.

         Teníamos una mega roadtrip programada, que organicé con Berta por la página de Roadtrip América (que te dice las cosas que merecen la pena ahí perdidas por el camino) y con Peca por skype buscando hostales y demás rutas.
         Salimos de Framingham, pie en el acelerador, dirección a los nortes, pero antes de cruzar la frontera, teníamos dos paradas en mente. La primera era Sleepy Hollow, una ciudad de Massachusetts a media hora de Framingham, que creíamos *repito* creíamos que era la de la peli (luego resultó que no), pero nosotros super ilusionados bajamos, nos pusimos chaquetas y sudaderas a morir un poco de calor *do it for el postureo*.


      domingo, 10 de julio de 2016

      Capítulo 36: Cuando vino Peca y cogimos carretera y manta de marshmallow. Parte I

      Un piano con vistas mágicas, un concierto de la filarmónica de Nueva york, una misa de Gospel en Times Square y un partido de los Red Sox de Boston

         Nada más salir del cole el jueves 16, cogí el coche con el maletero ya cargado y puse dirección al aeropuerto JFK de Nueva York para recibir a la maxivisita del año: PECA, que iba a pasar nada más y nada menos que tres peazo semanas conmigo por estos lares alejados de la vida del señor.
         Tras una horita y algo de esperar en la zona de arrivals, y la cola que tuvo que hacer la pobre para inmigración, por fin apareció la niña con una maleta grande llena de queso, aceite y muchísimas ganas de todo lo que nos esperaba.


        Lo metimos todo en el coche y pusimos dirección a la casa de Kara, una amiga del erasmus que vivía en Brooklyn y donde nos había dejado quedarnos de gratis los días que pasábamos en Nueva York. Por el camino, aprovechamos para que Peca me pusiera al día de los grandes éxitos del top 50 España del espotifi y le enseñé la gran creación del año auxiliar, el Four Karibe Mix. Y así, atravesamos Queens con Chayanne y su torero a toda pastilla con las ventanas bajadas.